Como especialistas en la instalación de calderas en Azuqueca de Henares, durante los últimos meses hemos observado un incremento considerable en la demanda de calderas que funcionan utilizando la tecnología de la condensación. A decir de todos los expertos con los que hemos consultado, ésta es una tecnología que mejora el rendimiento de las calderas al tiempo que reducen de forma notable el consumo de combustible.

En el quemador de una caldera convencional arde el gas y, con el calor de esa combustión, se calienta el agua que circula por un sistema de distribución en el interior del cuerpo de la caldera. El agua, una vez calentada, se distribuye por los radiadores llevando el calor por las diferentes habitaciones. Como resultado de la combustión del gas, el humo y otros  vapores se eliminan a través de la chimenea.

Quienes nos dedicamos a la instalación de calderas en Azuqueca de Henares, hemos tenido que aprender un sistema diferente de funcionamiento. Las calderas de condensación aprovechan el calor latente en los humos y vapores que las calderas tradicionales lanzan directamente a la atmósfera, aproximadamente a 200ºC. Esta energía se recupera condensando esos vapores y se aprovecha enviándola de nuevo a la instalación de la calefacción de forma que la eficacia calórica de estas nuevas calderas se puede cifrar en un 120%, o lo que viene a ser lo mismo, un ahorro del 20% en el consumo de gas.

Además, los gases emitidos por la chimenea contienen una menor cantidad de gases perjudiciales, por lo que al ahorro económico le debemos añadir el menor impacto medioambiental. Un punto más a añadir a las ventajas de las calderas de condensación. Así que, si nos preguntan por una caldera para una vivienda, desde Instalaciones Hermanos Munuera le recomendamos las calderas de condensación.